‘Silencios con hache intercalada’, el primer libro de Juan Ignacio Cantero

Juan Ignacio Cantero de Julián, autor de ‘Silencios con hache intercalada’, presenta su nuevo libro el 24 de octubre a las 20:00 horas en el Salón de Actos del Centro Cultural Aguirre

Me imagino que publicar un libro es un sueño, ¿qué se siente al haberlo logrado?

– Desde luego, y sobre todo cuando es el primero, siempre es la ilusión más grande porque es empezar. Siempre cuando algo empieza uno es con más ilusión, con más miedo, todo es multiplicado por diez cuando es la primera. Y como tú dices, un sueño, porque a toda esa gente que nos gusta escribir desde siempre, ver un producto que al final te lanzas, eres valiente y lo ves terminado te supone una alegría y una retribución personal tremenda. Y verlo encima que está teniendo éxito, que la gente lo valora, pues sí, un sueño cumplido y una ilusión tremenda.

– Silencios con hache intercalada, ¿qué significado hay detrás del título de su obra?

– Bueno, pues principalmente quería un título que fuera muy poético, sugerente, que me preguntaran qué significara, porque creo que la poesía al final es eso. Lo que es principalmente el título es “silencios”, porque creo que los silencios importan tanto o más que las palabras en el arte y en la vida; el silencio aporta, implica algo, nos está dando una información que no dan las palabras. Creo además que en el amor las cosas más importantes o que más nos desgarran se hacen en silencio. Un abrazo o un beso no tienen palabras, y eso en cuanto a lo bueno; en cuanto a lo malo, después de una discusión viene el silencio. El libro además está marcado en tres silencios, en tres partes; el silencio de cuando me enamoro, el silencio de cuando tú empiezas a tener dudas con esta relación y el silencio de la ruptura. Y luego, con hache intercalada era como para darle un pasito más a ese silencio; además por el libro está implícita una persona que también tenía una hache intercalada en su nombre, entonces ahí hay una referencia también a esa persona que ha pasado por mi vida.

– ¿Qué le llevó a escribir este libro?

– Todos estos poemas y otros tantos que no están aquí, llevan escritos durante años. Yo siempre he ido escribiendo en una hoja, luego los pasaba, los modificaba y los tenía en un cajón. ¿Qué pasó? Que un amigo mío, Alberto Val, periodista del Deporte Conquense, sacó una novela ambientada en Cuenca, entonces yo fui a comprársela de su mano y que me la firmara. Alberto me animó a que me lanzara a sacar un libro con todo lo que yo tenía escrito, no me convencía mucho la idea porque creía que solo se lo iba a vender a mis amigos. Al final me convenció a base de insistirme y lo que hice fue un trabajo de restructuración, de reelaboración y de modificación. Y acaba saliendo este libro del que estoy orgulloso porque era como recuperar todo lo que yo había escrito, pero a la vez es algo nuevo y al final el producto acabado creo que está bastante bien.

– ¿Son experiencias personales o fruto de la inspiración?

– No quiero que la gente lea el libro como si leyera mi relación de amor. No, porque evidentemente en todo lo que hacemos hay un poso de tu vida, nadie escribe despegado de su realidad, todo nos aporta. En este libro hay referencias a cantantes, a poesías o a términos. El libro está ordenado de cierta manera, pero no es como se escribieron los poemas, yo le he intentado dar cierto orden, pero a lo mejor el poema que va primero estuvo escrito mucho después que el poema que va décimo. Esto es inspiración, pero al final si no tienes el bagaje, si no tienes el poso, no se puede hacer nada, sí que puedo tener la idea, pero el desarrollo no tiene nada que ver con la creatividad, tiene que ver con lo que has vivido. Hasta en la inspiración siempre hay influencias y creo que toda literatura siempre tiene el intertexto lector.

– ¿Cuándo comenzó con esta aventura?

– El libro acaba saliendo a principios de junio, pero la aventura estaba empezada de antes, sobre todo, en este caso que es una autopublicación por Amazon. La aventura seguramente surgió en febrero o marzo. Fue trabajo de meses porque ya estaba hecho todo, si me pongo a escribir un libro nuevo va a ser un trabajo de un año o más porque nunca estás satisfecho del todo con lo que escribes.

– Cuando empezó, ¿tenía la idea preconcebida de publicarlo o eran poemas íntimos?

– No, para nada, porque eran íntimos. Lo que pasa es que yo ya me lancé hace un tiempo y abrí un blog de poesía y de prosa poética. Ese blog iba muy bien, entonces yo ya había dado ese paso valiente de lo que era íntimo, publicarlo. Ya ese paso lo había dado, lo que no tenía pensado para nada era la estructura y la coherencia del libro. Quise darle una entidad a la obra, ya que era la primera, que no fueran poemas sueltos, sino que, sin ser una novela, sí que te fuera contando. Eso me costó bastante porque era coger poemas de diferentes años y ver como los ordenaba para que quedara una línea argumental.

– ¿Creía que iba a ser publicado?

– Para nada, yo nunca me lo planteaba, al principio me daba hasta vergüenza dar el paso, el qué dirán, sobre todo, cuando empiezas. Mi idea primaria y primigenia era presentarme a concursos, ver cómo va avanzando la cosa antes que publicar y al final fíjate, lo primero que he hecho es publicar. Esto ha sido obra de Val, que me comió la cabeza y al final estoy muy contento con lo que he hecho y con lo que me dijo. Al final, yo creo que el orden de los factores no tiene porqué alterar el producto.

– ¿Cuánto ha durado este recorrido desde el nacimiento del primer poema hasta la publicación del libro?

– El primer poema no sé ni de cuándo será, pero yo cuando empecé a escribir de una forma más compleja, más trabajada, fue en la carrera, a mitad. El periodismo al final es información pura y dura, aséptica, objetiva, no puedes meter adjetivos, ni colorismo. A mí me faltaba eso. Yo siempre he sido muy literario, a mí siempre me ha gustado escribir de una forma más expresiva. Entonces fue en la carrera cuando seguramente escribí los primeros poemas, entre tercero y cuarto. Y luego, hay algunos que están hechos hasta unos días antes de empezar a maquetar el libro. Hay un recorrido desde 2012/2013 hasta 2019.

– ¿Quién fue la primera persona que leyó su libro al completo?

– Val, porque yo quería que esa persona que me lanzó a esto me escribiera el prólogo. Yo quería que me lo hiciera un amigo y encima la persona culpable de que esto esté aquí, de hecho, hasta me hizo modificaciones, me hizo mucho bien que lo leyera él, ya no solo por ver si estaba bien la obra, sino por corregirme ciertas cosas. Entonces la primera persona que lo leyó fue él. Y no sabría decirte quién fue la segunda aparte de mi prologuista, posiblemente algún amigo.

– Le habrá llegado alguna crítica, ¿cómo son estas?

– Muy positivas, yo con eso estoy que no me lo puedo creer. Me han llegado unas críticas maravillosas, me tendrán que llegar malas también, que todavía no me han llegado. Me han reseñado youtubers de literatura, me han reseñado en periódicos sobre el libro y la gente me ha acogido muy bien, de hecho, me han llamado para entrevistas en medios de comunicación. El 24 de octubre es la presentación oficial del libro en el Centro Cultural Aguirre a las 20 horas, así que a partir de ahí ya veremos que viene también.

– ¿Ha habido alguna que te haya marcado?

– Pues sí, de un profesor de esta facultad, Santiago Torralba. Porque sé que es alguien muy lector y tiene una biblioteca tremenda de poesía en su casa, y me dijo que si no le gustaba me iba a destruir, y me puso una crítica maravillosa y la verdad que estoy súper contento porque siempre es algo que te llena. La de mis amigos me hacen ilusión, sobre todo amigos míos que no han leído en su vida, entonces me hace gracia. Pero la de gente que sé que tiene más competencia literaria creo que me han venido muy bien y me han subido mucho el ánimo incluso para seguir escribiendo.

– ¿Cómo es la búsqueda de una editorial?

– Hay varias fórmulas, o tú te acercas a ellas o esto adquiere cierto nombre y ellas se acercan a ti. También hay diferentes mecanismos, por ejemplo, te presentas a un concurso literario y a partir de ahí te publican. La editorial creo que tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Una editorial te hace ese trabajo de maquetación, de marketing, comercialización y distribución, eso es importante, y son los encargados de mover tu libro, y eso te da la vida. Lo malo es que se te quedan un alto porcentaje de tu creación y cuando eres un escritor no tan reconocido es muy difícil que acabes obteniendo mucho rédito, pero al final la necesitas, nos necesitamos. Pero Amazon te da otras posibilidades, te pone toda la plataforma a tu disposición. Lo malo que tiene es que no hay criba, no te mira la calidad literaria de la obra, sino que, publica y ya está.

– ¿Amazon le aporta beneficios según los ejemplares que venda a través de la página?

– Amazon me aporta beneficios de cada ejemplar. Hay dos formas de ganar dinero con ellos, el ejemplar físico que yo pido, que es el que llevo a librerías o lo vendo por aquí, y luego los que vendo digitalmente por Amazon. Es lógico que, si ellos son los que han hecho el libro, también se queden una parte. El problema es cuando la propiedad intelectual se va perdiendo por el camino, cuantos más intermediarios metas menos dinero al final acaba quedando para ti. Pero claro, también me es útil estar en librerías, ya que hay un público al que le gusta ir a la librería. Lo que pasa que al ser autopublicado ni puedo estar en todas, ni me interesa.

– ¿Cuál es su poema favorito del libro?

– No tendría, puede haber algunos que me gusten más y algunos que me puedan gustar menos. A la gente le gusta mucho el primero, ‘Pasajeros al tren’. Pero también he tenido críticas muy buenas de algunos, como ‘Disculpas’ o ‘In(significantes)’. Pero yo no tengo un poema favorito porque a mí cada uno me trae a algún momento de mi vida o me recuerda a cosas. A todos les tengo cariño porque en todos hay una parte de mi vida. Si me tengo que quedar con uno, por lo que implica, es ‘Algo se muere en el alma’, porque todo el mundo lo ve de una forma y resulta que se refiere a otra cosa.

– ¿Qué género suele leer? ¿Destacaría a algún autor?

– No tengo una preferencia de géneros, creo que todo suma. Sí que a lo mejor sé lo que no me gusta. En cuanto a poesía de todo, esta es de amor, pero he leído poesía más filosófica, poesía dedicada a la muerte, … Entiendo que yo estoy contaminado por la tendencia poética que hay a día de hoy, en verso libre, sin rima, en el que importa más el ritmo o el concepto de lo que estás contando, pero a mí todas mis ideas o lo que yo plasmo me viene de clásicos. A mí la generación del 27 me encanta, Cernuda, Salinas, García Lorca, Alberti, Gabriel Celaya, …

¿Tiene algún referente?

– Como tal no, al final hay tanto que leer, hay tanto que ver y que pensar… La generación del 27 la he leído muchísimo. Creo que cada poeta aporta una cosa diferente, cada poeta hay que leerlo y entenderlo, y cada uno de sus poemas es una fase de su vida. Hay que leer un poco de todo y tener en cuenta que la gente, la poesía y la literatura cambia, todo es cambiante. Aunque temas como el amor sean sempiternos, hay que adaptarse.

– ¿Continúa escribiendo?

– Sí, pero no. Hay días que me viene una inspiración cuando estoy haciendo algo y lo apunto en el móvil, pero me quedo en eso, en el verso que se me ha ocurrido, pero no estoy terminando de completar. Porque estoy ahora mismo súper liado con el tema del trabajo de la universidad y, además, colaboro ahora con medios, estoy con CMM. No me da nunca para sentarme a terminar lo que empiezo. El problema es que solo me ha venido una idea de un poquito, cuando lo vuelvo a coger esa idea que me vino ya no la tengo, entonces es muy difícil darle entidad a esto cuando ya ni siquiera tengo la misma idea. Pero bueno, llegará, que también pensaba que nunca iba a llegar un libro y al final llegó.

– ¿Cómo se compagina el trabajo con escribir?

– Es difícil de compaginar, sobre todo en trabajos como el periodismo o la universidad, que ya tienes un desgaste mental tremendo, ya llevas mucho escrito y luego sobre todo el tipo de lenguaje que leemos. Llegas tan saturado de leer cosas, que te pones una peli y una que no te haga pensar mucho porque estás agotado. Tenemos tantos estímulos en la vida y tantas cosas que hacer, que es complicado. Creo que hoy en día tiene incluso más mérito sacar el tiempo para poder sentarte a hacer algo de este estilo que cuando no había tantos estímulos y tantas cosas que hacer en la vida, pero bueno, se saca tiempo como se puede.

– ¿La profesión ayuda al escribir un libro o al contrario?

– Ayuda, un buen periodista seguramente te sepa contar una historia, te sepa hacer una novela, mejor o peor, porque luego la idea ya es otra cosa, pero hoy en día ayuda por una parte que la profesión sea así y por otra es muy difícil apoyarte en periodismo para luego hacer literatura. Muchos de los grandes literatos han sido periodistas y muchos de los grandes periodistas han sido escritores. Son profesiones que se complementan y se compaginan porque al final ambos cuentan historias. Sí que en cuanto a la forma de trabajar es muy distinta, por supuesto, son profesiones de escribir, de redactar, de contar. Son profesiones complementarias, pero no sustitutivas.

– ¿Tiene en mente publicar un nuevo libro?

– Ahora a lo mejor sí, pero tiene que pasar más tiempo porque ni tengo ahora los medios para hacerlo, ni tengo los poemas acabados como a mí me gustaría. Además, quiero darle un poquito más de recorrido a este, a ver a donde puede llegar, a ver si ahora con la presentación, le da un poco más de recorrido. Vamos a ver qué pasa de aquí a diciembre. Para el futuro seguramente haga más porque visto que hay gente que le gusta leerme, le gusta lo que hago. Yo sé que esto no me va a dar la vida, pero como decías tú hemos empezado la entrevista con un sueño, pues otro sueño. Seguir y nunca dejar de hacer lo que nos gusta porque al final eso también es la vida, no cercenarte en una ilusión y seguir trabajando para que por lo menos estemos satisfechos con nosotros mismos.

Click aquí para más información.

One thought on “‘Silencios con hache intercalada’, el primer libro de Juan Ignacio Cantero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: